Iglesia de Calama

Diócesis San Juan Bautista

En nuestro país hay preocupación, esperanza y compromiso

19-09-2016

El Templo El Salvador de Calama fue el lugar que reunió este 18 de septiembre  a las máximas autoridades y comunidad de la Provincia El Loa para celebrar el solemne  Te Deum con motivo del aniversario 206 de la Patria.

La celebración tradicional en Chile para dar gracias a Dios por la nación, gobernantes y  su gente tuvo en Calama al Obispo Óscar Blanco Martínez por primera vez presidiendo este acto de gratitud, ocasión en la que su mensaje se centró en quienes legaron la patria libre y soberana. Héroes en la guerra, en la justicia, en la fe, y héroes de la caridad, mencionó.
 
Sin embargo, el Pastor indicó que hay muchas preocupaciones en las que hay que poner atención en muchos hermanos nuestros las necesidades más básicas no están cubiertas, como son: la alimentación, la casa, el trabajo, la educación y  la salud “si estas necesidades no están, no puede el corazón estar contento, ni tener el ánimo para dedicarse a las actividades cotidianas que conducen a alcanzar los anhelos más profundos del ser humano, la felicidad”.
 
Enseguida se preguntó, los bienes de nuestra tierra y los frutos del trabajo del hombre ¿Dónde están? ¿Por qué hay tantos enfermos esperando por años una hora para ser atendido en un centro de salud? y ¿cuántos de ellos han muerto por no tener los recursos para acceder a una salud a tiempo y de calidad? ¿Por qué los abuelos, hombres y mujeres, que se desgastaron por nuestra patria, hoy están abandonados en un albergue o casa de reposo? Nos duele ver a compatriotas que en pleno siglo XXI están en situación de calle.
 
Monseñor Blanco también tuvo especial reflexión respecto del proyecto que busca legalizar el aborto y que se ha puesto entre las urgencias legislativas, “Dan ganas de llorar, cuando se ponen todos los esfuerzos y conocimientos para legalizar el aborto, es decir, mandar a matar al inocente, violando así el primer derecho natural del ser humano, la vida. ¿Qué nos está pasando? ¿Serán estas cosas las que llevan a jóvenes y adultos, trabajadores y jubilaos, religiosos y hasta enfermos a salir a las calles de nuestras ciudades a manifestar su descontento y a veces, hasta con violencia, destruyendo lo que con tanto esfuerzo otros construyeron?  Algunos podrían pensar que es fruto de la crisis económica, otros echarles la culpa a los políticos y por qué no también culpar a la Iglesia. La verdad es que todos somos responsables de los destinos de nuestra patria, así como cuando Chile gana, todos ganamos, así también, cuando chile pierde todos perdimos.  
 
El Obispo de Calama, manifestó sin embargo que frente a todas dificultades, Chile tiene esperanza en las “reservas espirituales de su pueblo”. Chile tiene vocación de ser un país generoso y solidario. Tiene capacidad de reaccionar frente a las catástrofes naturales que a menudo han azotado nuestros territorios.  Hay ciudadanos honestos con ganas de hacer las cosas bien y construir una patria mejor. Familias que son verdaderas pilares donde se levanta y sostiene nuestra sociedad. Profesores con vocación de formadores de los futuros constructores de nuestra patria, políticos con vocación de servicio, médicos que fieles a su profesión viven y practican su arte de manera santa y pura, jueces que practican y reclaman justicia igual para todos, empresarios que buscan generar espacios de trabajo digno y verdaderamente útil para la sociedad, trabajadores mineros, campesinos y pescadores que son verdaderos “artesanos del futuro” de nuestra patria.
 
Finalmente Monseñor Óscar Blanco expresó la responsabilidad de todos por construir una mejor nación, especialmente los que han sido elegidos para representarnos. “Cada uno de nosotros ocupa un lugar importante en la patria.  En la escuela, en la universidad, en el comercio, en la fábrica, en las fuerzas Armadas, en la policía, en el campo, en la industria, en la empresa, en la política, en la justicia, en los centros de salud, en la Iglesia, en los medios de comunicación. Trabajar en conciencia, es decir, ante Dios, fielmente, no anteponer intereses personales, ideológicos o partidistas, sino buscar siempre el bien común, es trabajar por la grandeza de la Patria. Hemos de aspirar a ser ciudadanos responsables de cumplir los propios deberes antes de salir a reclamar los derechos. 
 

Noticias de Iglesia


Síguenos en Twitter

Seguir a Iglesiadecalama en Twitter


Colegio Juan Pablo II


Colegio Obispo Lezaeta


Santuario de Ayquina


1 Por ciento

 


Twitter


Radio María Reina F.M.

Tu radio en Internet Netyco Argentina